Alicia Granci: “Sí, soy argentina”

“Es loco que en ese momento estamos casi como prisioneros, no somos prisioneros pero no podemos salir de la manera como salíamos. Es contradictorio. En cuanto lo que es de mi familia, por ser estudiante internacional, estamos un poco acostumbrados porque sabemos lo que es estar lejos de nuestros seres queridos,” dice Alicia Granci, un jueves por la noche, apoyada en la cama de su cuarto, mientras yo la escucho desde mi sala a través de una llamada de vídeo. “Creo que ya estamos mentalmente preparados porque sabemos que tenemos que ser fuertes y seguir adelante con nuestros proyectos, que en este caso es estudiar,” añade la estudiante argentina, que ahora vive en Australia.

Alicia y yo nos conocemos desde hace algunos años. Tomamos el mismo curso que la universidad, compartimos la identidad de sudamericanas y la pasión por la Salsa. Y ver en la pantalla a alguien que forma parte de tu vida cotidiana le da a la pandemia un aire más (ir)real – de hecho, todas las entrevistas de esta serie tienen algo de fantástico y de experimentación, de mirar a los ojos sin mirar a los ojos. Pero eso es una reflexión para después.

Volvamos a Alicia. En nuestro escenario pandemico de entrevista, me cuenta cómo ha sido estar más en casa y cómo ha cambiado la relación con la familia australiana – una madre y una hija – con quien vive: “Siempre tuve una buena relación con ellas, pero como casi siempre estaba fuera de casa, en la universidad o trabajando, nunca tenía un momento de sentarme con ellas y hablar. Y ahora me siento una hora con ellas en las sillas y hablamos de la vida, tenemos mucho más interacción. Este contacto humano es súper importante en todos los parámetros. Entonces, lo que ya había de lindo se intensificó por cien.”

También comenta la relación con su familia en Argentina. Aunque no habla con ellos todos los días, dice que llamarlos la hace feliz. “Ver estas sonrisas, es como algo que estoy disfrutando,” dice. Pero añade sobre la dificultad de manejar con la incertidumbre de no saber cuándo podrá volver a verlos físicamente. “Es como ‘ay, qué ganas que tengo de abrazarlos!’ No sabemos cuándo vamos a poder viajar, entonces, bueno, pensemos positivo que ‘los voy a volver a ver’.”

Y con una voz llena de orgullo y afecto, Alicia añade sobre el amor por su tierra. “Desde que nací, Argentina está en mi corazón, desde el minuto cero. Y creo que eso no va a cambiar. Creo que lo que le pasa a todos los latinos al salir es que vemos muchas cosas que pensamos ‘ojalá pudiéramos estar a la altura del país en el que vivimos ahora’, o al menos llegar un poco más cerca a las condiciones de salud, por ejemplo. Pero este amor y aprecio, a pesar de las carencias que tiene Argentina, no van a faltar, porque es donde nací y donde me siento identificada constantemente. Y cada vez tomo un mate…me queda la voz como ahora que estoy hablando porque  ‘sí, soy argentina’.”

Foto cedida por Alicia Granci

“Estoy muy feliz que en ese momento el presidente que está en el poder, tomó la decisión, y lo dijo públicamente en palabras y dándolo a conocer en acciones que más importante que la economía es la salud. Para mí, eso es el más importante en cualquier parte del universo. Y me siento orgullosa de decir que el presidente se importa con la población en el país donde nací y el país que amo,” añade.

Cuándo le pregunto de las cosas que la mantienen sana durante la cuarentena, Alicia me habla de la música y del sol. “Para mí, escuchar música es algo enorme. Y como estoy en un lugar donde las cosas son menores, salir a caminar me ayuda también. Intento me olvidar de todo que está pasando. Sin pensar en nada. Absorber la luz del sol y pensar que me está recargando como al celular cuando se pone para cargar, hasta que la batería llegue al cien por cien.”

Y en conclusión, comparte el aprendizaje que la situación de la pandemia le ha traído. “Creo que aprecio un poco más todo lo que tenemos. Hay mucho que agradecer y valorar fuera del monetario, porque ahora que estoy metida en casa, ni la plata importa. Los afectos de la familia, estar sana, tener un techo y comida, son las cosas simples que necesitamos para sobrevivir. Después de eso, lo que venga, no lo sé,” concluye.

Published by Mira.Me Project

Written by Leila Maciel, a Brazilian girl who insists on calling the world her home. Escrito por Leila Maciel, uma Brasileira que insiste em chamar o mundo de casa. Instagram: @mirameproject

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: